Mango Africano Dieta

Mango Africano

Los estudios han demostrado que el Mango Africano aumenta la quema de grasa a través de la aceleración del metabolismo de forma natural, y ayuda al cuerpo a quemar la grasa almacenada durante cualquier dieta.

La leptina ha sido identificada como una hormona principal que influye sobre el peso. El mango africano actúa como un regulador de la leptina, lo que ayuda al cuerpo a regular la cantidad de leptina que necesita para sentirse satisfecho, ideal para cualquier persona que esté haciendo dieta.

Una vez transcurridas unas semanas de haber tomado Mango Africano, se comparó el peso de los participantes con el que tenía cada uno antes de comenzar la prueba en un estudio.

Un resultado sorprendente. En un estudio, los que habían tomado el placebo apenas cambiaron su peso, pero los que tomaron el extracto de Mango Africano, habían reducido en una media de 12,7 kilos. Además, estos últimos habían disminuido la concentración de azúcar en sangre y habían reducido el colesterol malo.

El extracto de Mango Africano es además una fuente muy alta de fibra soluble que suprime el apetito. Esta fibra también ayuda al cuerpo a deshacerse de los residuos acumulados en el organismo.

Mango Africano es un producto de dieta que favorece el aumento de colesterol-HDL (“colesterol bueno”), al mismo tiempo que reduce los niveles de colesterol-LDL (“colesterol malo”) También se ha visto que reduce los niveles de triglicéridos.

El Mango Africano está elaborado con Irvingia Gabonensis, componente del mango africano que inhibe la adipogénesis y ayuda a eliminar efectivamente esos rollitos de grasa del estómago y las caderas de una manera eficaz sin hacer dietas.

El Mango Africano es el nuevo secreto a voces en la lucha por el control de peso de la industria internacional. Puede ser usado con dietas o sólo, de igual manera actúa muy bien para adelgazar.

Específicamente al Mango Africano se le han comprobado beneficios a la hora de quemar grasa, reducir contorno de cintura y caderas, y hasta controlar el colesterol y la glucosaplasmática.

El Mango Africano aumenta la secreción de adiponectina, aumentando la oxidación de las grasas del tejido adiposo, y disminuye la leptina, hormona reguladora de la ingesta alimentaria que, en individuos obesos, se encuentra elevada aminorando su capacidad de saciedad.